Sala de Inversión América Latina
Social Icons

Renta variable: ¿Verá por fin la luz?

[06 jul 2011] Equipo de Estrategia, Saxo Bank   SUSCRIBIRSE

La resaca de la renta variable en los últimos tres meses, tras el desastre natural en Japón ha sido decepcionante por los datos económicos y por la preocupación de la deuda soberana en Europa, con Grecia al borde de la quiebra. Estos acontecimientos redujeron la visibilidad a corto plazo de las acciones, pero sigue prevaleciendo la tendencia alcista. Pese a nuestra revisión bajista del crecimiento económico global, la valoración siempre favorable de la renta variable nos indica que seguimos siendo moderadamente optimistas respecto de este tipo de activos y esperamos que al fin vea la luz, a medida que la economía cambie de marcha en el segundo semestre.

Nuestra posición en la renta variable global

Para calcular lo atractiva que resulta la renta variable global, hicimos lo mismo que en nuestras perspectivas trimestrales anteriores: actualizar nuestros datos al Índice Mundial MSCI. Lo que primero nos llama atención es que el índice ha sido completamente plano, a pesar de haber subido levemente los beneficios por acción al seguir expandiéndose la actividad económica. Los resultados planos se deben al aumento de la preocupación sobre el crecimiento económico y el posible impacto de la quiebra de Grecia.

Los beneficios globales y los rendimientos de los dividendos han subido rápidamente en comparación con el final de 2010. Finalmente, no se produjeron cambios fundamentales desde nuestras perspectivas anteriores aparte del sentimiento sobre el futuro a corto plazo. Las valoraciones también están rápidamente por debajo de los niveles vistos durante el mercado alcista y el rendimiento de los beneficios sigue siendo atractivo en comparación con los bonos. Teniendo en cuenta nuestras previsiones de un aumento de la inflación, la renta variable también debería proteger los rendimientos reales de los inversores mejor que los bonos.

Solamente podrían tener un resultado peor que los bonos en un escenario apocalíptico, o en caso de produirse una auténtica superinflación en base a los cálculos actuales.Técnicamente, la renta variable global sigue con tendencia alcista a largo plazo, pero a corto plazo, muchas acciones afrontan ahora vientos en contra técnicos, con cerca del 60 por ciento de los integrantes del S&P 500 cotizando por debajo de su media móvil de 100 días. Dada la ralentización de los datos económicos y la finalización de la segunda parte de relajación cuantitativa, esperamos que la renta variable se mueva en cotización lateral hasta después del verano. Si los datos económicos mejoran en el segundo semestre del año y los políticos europeos ofrecen más créditos a Grecia - como esperamos en nuestro escenario base-, la renta variable seguirá subiendo al volver a pasar poco a poco los nerviosos inversores su capital a activos de riesgo, como la renta variable.

La proyección es la razón por la que mantenemos nuestros objetivos de final de año (ver la tabla siguiente). Lo principal será la expansión de los beneficios por acción y valoraciones levemente superiores sobre estos beneficios. El principal riesgo para nuestra visión es una reducción significativa del crecimiento económico, pero este no es nuestro escenario base.

A nivel geográfico, seguimos siendo más positivos respecto de la renta variable de los países desarrollados en comparación con la rentas variable de los mercados emergentes, dado que los precios de los alimentos y la energía seguirán teniendo un peso mayor en estos últimos. Los bancos centrales de los mercados emergentes tendrán que seguir aumentando las tasas de interés para frenar la inflación. No obstante, en los mercados emergentes seguimos a favor de Rusia, Corea del Sur y Turquía por las atractivas valoraciones. Nuestro punto de vista en China, India e Indonesia es el opuesto, ya que estos países parecen estar demasiado forzados en términos de valoración.




Las ventas corporativas son fundamentales para el crecimiento de los beneficios. Los beneficios corporativos y los márgenes de beneficios medidos por el Índice S&P 500 continúan expandiéndose, como pronosticamos a comienzos de año. La principal causa es el efecto de retardo que los elevados precios spot en las materias primas tienen sobre las compañías porque operan con contratos a largo plazo. Esto, junto con las presiones de algunos costos laborales pobres y costos de financiación bajos, refuerza la flexibilidad para ajustar los precios para compensar los aumentos de precios de los insumos de las materias primas.

El miedo a que estos márgenes históricamente elevados sean insostenibles es - en nuestra opinión- exagerado al menos a corto plazo. En el segundo semestre de 2011, esperamos que los márgenes de beneficios sigan expandiéndose, aunque sean leves, dado que los factores de producción como los laborales y de capital no van a constreñir la flexibilidad de las compañías para controlar los márgenes. Pero 2012 podría ser el año en el que veamos los márgenes sometidos a una fuerte presión al aumentar la competencia, subir los costos de financiación y posiblemente aumentar los costos laborales.

La rápida expansión de los márgenes de beneficio por los agresivos recortes de costos ha sido la principal causa del retorno de los beneficios corporativos. Mirando hacia adelante, el crecimiento tendrá que provenir del aumento de las ventas mientras que bajo la superficie, programas masivos de recompra de acciones también tendrán que ofrecer un soporte técnico a los beneficios por acción. Las ventas intertrimestrales aumentaron a un ritmo cada vez mayor desde mayo de 2010, con una sola caída leve en abril de 2011. La tasa anual de crecimiento de las ventas intertrimestrales en mayo de 2011 se sitúa en el 9,4 por ciento. No esperamos que las ventas sigan creciendo al 9,4 por ciento anual pero mientras la economía crezca en términos nominales, las ventas deberían seguir expandiéndose.

Europa: Los políticos, tras el rescate a Grecia

Grecia aceleró su paso hacia la quiebra, lo que contribuyó al sentimiento de evitar riesgo. Con una industria bancaria europea infracapitalizada, un recorte limpio del 50 por ciento de impago podría resultar devastador para los bancos franceses y alemanes, que afrontarían grandes pérdidas en sus balances. Dicha incertidumbre probablemente reduciría el valor de los bonos del gobierno de Atenas reduciendo así las garantías para otros activos, lo que podría poner en marcha una reacción en cadena con potencial para ocasionar un duro golpe para los bancos europeos. En esencia, se trata del principal riesgo para la renta variable en el segundo semestre junto con un fuerte descenso en la economía de los EE.UU.

El escenario más probable sería el de los políticos europeos haciendo lo que mejor saben hacer: rescatar a agentes en apuros económicos mediante la socialización de las pérdidas a los contribuyentes. Ahora que los bancos alemanes y franceses están en vilo, Angela Merkel y Nicolas Sakozy tendrán que encontrar una solución para ofrecer más ayuda a Grecia y seguir posponiendo más aún lo inevitable. Por lo tanto, esperamos que el problema de Grecia se contenga allanando el camino para asumir riesgo en el segundo semestre del año, mucho antes de que el resultado inevitable de la crisis de la deuda soberana de la eurozona se despliegue catastróficamente.

China sigue siendo la variable gran desconocida. En respuesta a la crisis financiera que saltó por los aires con la quiebra de Lehman Brothers, las autoridades chinas han orquestado el mayor programa de estímulo en relación con el volumen de una economía en la historia moderna. La masiva inyección de liquidez provocó un boom especulativo sin precedentes que, desde todos los puntos de vista, parece haber impulsado a China a salir de forma excelente de los oscuros años 2008 y 2009.






Pero si lo analizamos en mayor profundidad, las masivas presionas inflacionarias están al acecho. Se están filtrando a través de la economía manteniendo la tasas bajo cero. Esto penaliza a los inversores particulares y los lleva a comportamientos especuladores en búsqueda de rendimiento. Esperamos que el Banco Popular de China suba más las tasas de interés para frenar la inflación, lo que ralentizará la economía tigre afectando así al crecimiento económico global. Desde el punto de vista de la valoración, la renta variable china es también la más cara en la escena global y nosotros no recomendamos sobre-exponerse en este punto.

¿Seguirá México los pasos de China?

Es lógico que China haya estado en boca de todos en los últimos 17 años, ya que la economía del gigante asiático ha crecido más de un 9 por ciento anual en términos reales desde 1994. Esta transformación económica provocó grandes incrementos de rentas y el crecimiento más rápido de la clase media que, a su vez, demanda mayor calidad de vida mediante aumentos salariales. Con el i incremento del salario, la ventaja competitiva de China se está desvaneciendo velozmente; y como acaba de afirmar el Boston Consulting Group: en los próximos 5 años, las compañías estadounidenses podrían empezar a crear empleo del sector manufacturero en estados como Alabama y Carolina del Sur, provocando así un renacimiento industrial.

En nuestra opinión, Boston Consulting Group subraya una tendencia a corto plazo muy interesante. Pero nosotros somos más bien de la creencia de que México va a ser el primer puerto para las compañías estadounidenses, ya que su posición geográfica hace que sea más adecuado para el transporte de bienes a Asia. Asimismo, las compañías estadounidenses van a tener menos problemas desde el punto de vista de los sindicatos y los beneficios sociales para los empleados en México. Si nos fijamos en el desarrollo de los auténticos salarios desde 2002 (ver gráfico anterior) vemos que los salarios de México aumentaron únicamente un 0,3 por ciento anual en comparación con el 13,6 por ciento de China. Esto ha reducido las diferencias salariales entre México y China hasta tan solo un 45 por ciento, según el reputado inversor Marc Faber. Al reducirse esta diferencia, y dada la proximidad de México con los EE.UU., el país azteca sería una de las mejores inversiones a largo plazo para los próximos 5-10 años.





Clic aquí para regresar al índice.

Para acceder al resto de previsiones de Saxo Bank, hacer clic sobre los siguientes enlaces:

Introducción: Incertidumbre y movimientos erróneos: al borde de la Crisis 2.0

Mercado: Máxima incertidumbre en todo el mundo

Macroeconomía: Ralentización sí, recesión, no

Tasas de interés en 2011

Divisas G-10: Una grotesca carrera de caballos

Asia y la preocupación por la inflación, ¿pasado o futuro?

Materias primas: La capacidad del petróleo, un tema al rojo vivo

Clic aquí para acceder a las perspectivas trimestrales de Saxo Bank en formato descargable y ver análisis sobre economía, divisas, opciones de divisas, materias primas, acciones y sectores.

Descargar aquí la plataforma Saxo Trader para operar ideas de trading.
http://latin.saxobank.com

Aviso legal: El contenido de este artículo está protegido por copyright, y no puede ser usado ni redistribuido sin previo consentimiento escrito. Para solicitarlo, envíe un correo electrónico a info@saladeinversion.com.

Advertisement
Vote el contenido
 
COMPARTA SU OPINIÓN
Quizás también te interese
X