Sala de Inversión América Latina
Social Icons

Cómo operar con sistemas de negociación automática de divisas

Sala de Inversión América   SUSCRIBIRSE

Cómo operar con sistemas de negociación automática de divisasLa negociación automática es una estrategia empleada por los operadores de divisas, que consiste en la utilización de algoritmos de un programa para llevar a cabo transacciones en base a determinadas reglas preconfiguradas.
Éstas determinan los criterios que se deberán cumplir tanto para comprar como para vender una moneda basados en el análisis técnico. Estos sistemas suelen ser los empleados por los day traders activos, que trabajan con más frecuencia que la mayoría de las personas.
Todo esto existe desde los comienzos del mercado de divisas moderno, en los setenta. Si bien los algoritmos aplicados suelen ser complejos desde un punto de vista matemático, no requieren computadoras de gran capacidad, por lo que podían llevarse adelante con las más antiguas.
A medida que han ido aumentando su potencia, el tiempo que tarda un sistema de negociación automática en actuar a partir de una información concreta se fue reduciendo cada vez más.
En la actualidad, la mayoría de las computadoras hogareñas pueden hacer estos cálculos en forma casi instantánea; con lo que sólo entra a jugar otro factor que es el ancho de banda de las conexiones a la Internet.
A finales de los ‘90, el rápido crecimiento de las comunicaciones masivas supuso que ya no fuera necesario ser empleado de un gran banco para operar en el mercado de divisas.
La aparición de los agentes minoristas a través de la Internet ofreció a los inversores la oportunidad de participar por primera vez en estos mercados y no tardaron mucho los operadores en utilizar los sistemas de negociación automática.
Existen dos formas de hacerlo con divisas: La negociación con robot (completamente automática) y la automática basada en señales. La primera es muy parecida a la de algoritmos, porque éste realiza transacciones solo y un programa decide los plazos, cantidades y precios en base a parámetros preconfigurados. Uno puede retocar ligeramente estos parámetros o desconectarlo, pero aparte de eso, el software asume todo el control.
En cambio, en la segunda se aplica un programa informático para ofrecer al usuario señales de compra o venta cuando se cumplen determinados criterios. Con esto, las órdenes no se ejecutan automáticamente y uno puede optar por ignorar alguna o todas las señales que le brinda.
Esto da más libertad de decisión personal, por lo que es un poco más seguro que dejarlo todo en manos de una computadora. Por otra parte, es probable que uno deje escapar una parte significativa de las oportunidades que se les presentan por la lentitud de sus tiempos de reacción.
Una de las principales ventajas de los algoritmos de negociación es que pueden reaccionar mucho más rápido que un ser humano y, por lo tanto, capitalizar oportunidades que se le escaparían a un operador manual.
Si bien los sistemas de negociación automática pueden ayudar a obtener más beneficios en los mercados de divisas si se usan con sentido común, también pueden provocar muchos dolores de cabeza si no se tiene experiencia. Por eso, es mejor para los novatos prescindir de todas estas herramientas, al menos hasta que cuenten con los conocimientos suficientes.

Descargar aquí la versión de la plataforma SaxoTrader para ejecutar estas ideas.

http://latin.saxobank.com

Aviso legal: El contenido de este artículo está protegido por copyright, y no puede ser usado ni redistribuido sin previo consentimiento escrito. Para solicitarlo, envíe un correo electrónico a info@saladeinversion.com.

Advertisement
Vote el contenido
 
COMPARTA SU OPINIÓN
Quizás también te interese
X