Sala de Inversión América Latina
Social Icons

El flujo de capital y comercial dirige el valor de las divisas

Sala de Inversión América   SUSCRIBIRSE

La oferta y la demanda son los sencillos conceptos que subyacen en todos los movimientos de precios del mercado de divisas, y no hay otros dos indicadores fundamentales más aptos para medirlos que el flujo de capital y comercial.

El primero mide el dinero que fluye en un sentido y otro de una economía para su inversión en operaciones como las adquisiciones de valores y bonos o de otras compañías o en fusiones. El segundo toma el dinero que va en un sentido y otro la compra de bienes tangibles y servicios, como automóviles, bienes electrónicos y servicios profesionales.
Al fluir el dinero en un sentido u otro, tanto en caso de inversión, como de operaciones de bienes o servicios, la oferta y la demanda de la divisa de la economía correspondiente suben y bajan. Esto provoca que crezca o descienda el valor de dicha divisa.

Flujo de capital
El dinero cruza fronteras todos los días y en cantidades crecientes. La globalización ha facilitado cada vez más a los inversores la posibilidad de ponerlo a trabajar en prácticamente cualquier economía del mundo. Operar con acciones en el New York Stock Exchange (NYSE) o el NASDAQ es tan sencillo como invertir en acciones en el London Stock Exchange (LSE), el Frankfurt Stock Exchange o el Tokyo Stock Exchange.
Esto tiene un impacto en los niveles de oferta y demanda de divisas en todo el planeta. A continuación se observa un gráfico que muestra esto. La demanda se representa con la línea que cae de izquierda a derecha, y la oferta con la que sube de izquierda a derecha. El punto en el que se cruzan representa el precio que se aceptará pagar en el mercado por la divisa.

El flujo de capital de una economía a otra afecta a las divisas de las dos economías involucradas en el intercambio.

Cómo afecta el incremento de la demanda al valor de una divisa
Esto conlleva el aumento del valor de la moneda. En el gráfico se puede ver cómo a medida de que se incrementa la demanda, su curva se va extendiendo a la derecha del gráfico. A medida que esto ocurre, el punto en el que la curva de la demanda cruza la de la oferta que también va subiendo. Esto nos dice que la demanda creciente de una divisa incrementa su valor.

La demanda de una divisa aumenta a medida que los inversores llevan su dinero de una economía a la representada por la otra moneda. Por ejemplo, cuando los inversores de Japón quieren comprar bonos del Tesoro de los Estados Unidos, tienen que cambiar yenes (JPY) a dólares (USD). Esto incrementa la demanda y, como consecuencia, el valor del billete verde.

Cómo afecta una oferta creciente a los valores de la divisa
Esto reduce el valor de la moneda. En el gráfico se puede ver cómo a medida que aumenta la oferta, la curva de la oferta se va extendiendo por la derecha del gráfico. A medida que esto ocurre, el punto en el que la curva de la demanda cruza la de la oferta que también va bajando. Esto nos dice que una oferta creciente de una divisa disminuye su valor.

La oferta de una divisa aumenta a medida de que los inversores llevan su dinero desde una economía a la representada por la otra. Por ejemplo, cuando los inversores de Japón quieren comprar bonos del Tesoro de los Estados Unidos, tienen que cambiar yenes a dólares, lo que incrementa la oferta de la moneda nipona y conlleva la disminución de su valor.

Cómo afecta una demanda decreciente al valor de una divisa
Esto disminuye el valor de su moneda. En el gráfico se pude ver cómo a medida que baja la demanda, su curva se va extendiendo por la izquierda del gráfico. A medida que esto ocurre, el punto en el que cruza a la de la oferta también va bajando. Esto nos dice que una demanda decreciente de una divisa disminuye su valor.

La demanda de una divisa disminuye a medida que los inversores dejan de llevar su dinero de otras economías a la representada por esa moneda. Por ejemplo, cuando el Bank of England (BOE) reduce los tipos de interés, los bonos del Tesoro del gobierno británico resultan menos atractivos para los inversores extranjeros porque ofrecen un rendimiento menor. Si no quieren comprarlos, no tendrán que cambiar su divisa a libras esterlinas (GBP). Esto reduce su demanda y, por consiguiente, su valor.

Cómo afecta una oferta decreciente al valor de una divisa
Esto aumenta su valor. En el gráfico se puede ver cómo a medida que disminuye la oferta, la curva de la oferta se va extendiendo por la izquierda de la imagen. A medida que esto ocurre, el punto en el que la curva de la demanda cruza la de la oferta que también va bajando. Esto muestra que una oferta decreciente de una divisa aumenta su valor.

La oferta de una divisa disminuye a medida que los bancos centrales aumentan el coeficiente de caja para retirar dinero de la circulación. Por ejemplo, cuando la Reserva Federal de los Estados Unidos incrementa el coeficiente de caja para los bancos del país, les dice que deben reservar más dinero y destinar menos al crédito. Esto dificulta su obtención a los particulares y empresas, lo que, de hecho, reduce el volumen de efectivo en circulación.

Sugerencia:

  • Para hacer trading con el cruce de divisas dólar estadounidense - yen en la plataforma SaxoTrader, usar el ticker (USDJPY)
  • Para hacer trading con el cruce de divisas dólar estadounidense – libra esterlina en la plataforma SaxoTrader, usar el ticker (USDGBP)

Descargar aquíla plataforma SaxoTrader para ejecutar ideas de trading.

http://latin.saxobank.com

Aviso legal: El contenido de este artículo está protegido por copyright, y no puede ser usado ni redistribuido sin previo consentimiento escrito. Para solicitarlo, envíe un correo electrónico a info@saladeinversion.com.

Advertisement
Vote el contenido
 
COMPARTA SU OPINIÓN
Quizás también te interese
X