Sala de Inversión América Latina
Social Icons

La importancia de analizar correctamente el estado de resultados de una empresa antes de invertir

Gustavo Neffa, Sala de Inversión América   SUSCRIBIRSE

El estado de resultados es el segundo de los tres pilares de un balance, junto al estado de situación patrimonial y al flujo de caja. A diferencia de estos últimos, que representan o bien una “película” que sucedió a lo largo de un período de tiempo o un ejercicio fiscal anual, muestra lo que le ocurrió a la compañía en determinado lapso.

Se trata de un concepto de flujo y no de stock o la “foto” que puede dar en un momento el estado de situación patrimonial. A través de este dato, los inversores pueden analizar cuánto dinero está ganando o perdiendo, aunque todos deben tener muy presente que se trata de partidas contables que muchas veces no reflejan los movimientos de fondos de efectivo.

Sus principales componentes son las ventas, los costos de mercadería vendida, el margen bruto, los gastos de ventas, las depreciaciones y amortizaciones, los ingresos operativos, entre otros.

Las ventas (sales o revenues) son el nivel de facturación de la empresa. Sin embargo, en algunos casos, es conveniente estudiar la “política de contabilización de ventas” dado que en algunas industrias se permite a las compañías contabilizar las ventas en diferentes períodos.
Por ejemplo, una firma de software puede anotarla cuando despacha el producto a sus clientes, mientras que una de servicios lo hace en forma más suavizada durante la vida del contrato.

Los costos de mercadería vendida (cost of revenue, cost of goods sold o CGS) son los relacionados con la producción de los bienes o la prestación de un servicio e incluye la mano de obra y las materias primas, o bien el precio mayorista para un comercio que revende la mercadería.

El margen bruto (gross margin) es la diferencia entre las ventas y sus costos. Esencialmente, indica cuánto puede remarcar sus precios la empresa. En tanto, los gastos de ventas, generales y administrativos (SG&A), también llamado a veces gastos operativos, incluyen los rubros como marketing y salarios administrativos.

Las depreciaciones y amortizaciones se producen cuando una empresa compra un activo de largo plazo y lo va contabilizando a lo largo de varios años. A veces, se incluyen como un ítem separado en el estado de resultados y en otras, forman parte de los gastos operativos. Pero siempre aparecen desglosado en el flujo de caja.

El ingreso operativo (operating income) equivale a las ventas menos sus costos y los operativos. Representa las ganancias que la empresa puede obtener de sus operaciones usuales, sin incluir intereses o eventos no recurrentes. Es una buena medida para comparar márgenes de ganancias entre diferentes compañías.

Los gastos o ganancias no recurrentes (nonrecurring charges / gains) incluyen los resultados que provienen de eventos que no son permanentes en las operaciones de la firma, como la pérdida por cerrar una fábrica o los beneficios por vender una subsidiaria.

Los gastos / ingresos por intereses (interest expense / income) pueden aparecer en una misma cuenta o separadas. Se producen por los intereses pagados a los acreedores o los ganados por tenencias de bonos o depósitos bancarios

Los impuestos (tax) a las ganancias en los Estadios Unidos son del 35%, aunque algunas empresas obtienen ventajas impositivas por diferentes motivos. Si se está analizando una que paga unos muy bajos, conviene preguntarnos de dónde proviene esa rebaja y si es permanente o temporal.

El ingreso neto (net income) representa el dinero que la compañía genera luego de cubrir todos sus gastos. Es el número al que más importancia le dan los mercados, aunque puede no ser buena medida de la verdadera rentabilidad de la firma, sobre todo en el caso en que incluye muchas ganancias o pérdidas no recurrentes.

La cantidad de acciones (number of shares) representa el número de papeles utilizado en calcular indicadores como la ganancia por acción. Este indicador en su versión básica incluye el promedio que hay en el mercado durante el período, mientras que la forma diluida computa las que podrían emitirse en caso de que se conviertan algunos instrumentos como opciones o bonos convertibles. Cuando se emiten más y el inversor sigue teniendo la misma cantidad que antes, su participación se achica, por eso es importante observar esta cifra.

Descargar aquí la plataforma SaxoTrader para ejecutar ideas de trading

http://latin.saxobank.com

Aviso legal: El contenido de este artículo está protegido por copyright, y no puede ser usado ni redistribuido sin previo consentimiento escrito. Para solicitarlo, envíe un correo electrónico a info@saladeinversion.com.

Advertisement
Vote el contenido
 
COMENTARIOS
Mauricio   05 abr 2011
demasiado básico, no incluye todas las líneas de un estado de resultados, no me gustó.
Sala de Inversión   05 abr 2011
Hola, Mauricio.
Solemos subir al portal artículos de formación dirigidos a distintos niveles. Quizás ya tienes experiencia y por eso te resulta muy básico su contenido... Si estás interesado en algún tema en especial o tienes un nivel superior de formación, nos lo puedes decir e intentaremos armar algo acorde.
Saludos.
eliuth   29 sep 2011
Muy buen artículo...felicidades...gracias.
COMPARTA SU OPINIÓN
Quizás también te interese
X